miércoles, 31 de diciembre de 2014

El Juego de los Cementerios

Autora: Clara Peñalver
Género: Policíaca/misterio
Año de publicación: 2014
Editorial: DeBolsillo
ISBN: 978-84-9032-967-2
Precedido por: Cómo matar a una ninfa
Saga: Ada Levy
364 páginas

Sinopsis de la contraportada
Con el caso del Asesino de la Hoguera, Ada Levy aprendió dos cosas sobre sí misma: tiene un talento natural para la investigación criminal y una facilidad innata para buscarse problemas. Su nuevo caso como detective recién titulada promete ser tan o más peligroso. Todo empieza cuando descubre varias tumbas iguales en distintos puntos del país. Todas son de granito verde con ramitos de margaritas en las esquinas y una misteriosa inscripción. Temeraria como es, no puede resistir la ten tación de profanar una de ellas. Lo que encuentra es escalofriante: una pintura y una esclava con la inscripción «Daniel 4/5/1980». El hallazgo está relacionado con la desaparición de siete niños entre 1981 y 1987, y todo apunta a que ha sido obra de un asesino en serie. Mientras intenta recuperar el equilibrio emocional tras todo lo vivido, la perspicaz e intuitiva Ada se empeñará en resolver el rompecabezas antes de que haya un nuevo asesinato...
«El mejor olor, el del pan;
el mejor sabor, el de la sal;
el mejor amor, el de los niños.»

Apenas un año después, tengo que volver a agradecer a Clara Peñalver, y a Penguin Random House, que este libro haya llegado a mis manos.
En mis reseñas siempre esquivo los spoilers pero, de todas maneras, no está de más deciros que El Juego de los Cementerios, pese a que es una novela autoconclusiva y se puede entender como lectura independiente, es un nuevo capítulo en la vida de Ada Levy, también protagonista de Cómo matar a una ninfa, su aventura anterior. A continuación os explicaré cómo, si el libro anterior ya me gustó, este me ha gustado aún más. Clara Peñalver ha pulido su estilo y nos ha ofrecido una novela más... digamos, equilibrada, que me ha dejado buen sabor de boca.
 Una vez más, la historia se nos presenta como un relato que Ada Levy, periodista y con aptitudes para la investigación privada (como ya vimos), escribe para su psicóloga, en parte debido a las experiencias que se narran en este libro, pero también por las que ya vivió en su aventura anterior. En esta ocasión, afronta el desenlace de una relación después de obsesionarse con el caso que nos ocupa: la repetición de unas lápidas de características idénticas en distintos cementerios. Después de una temeridad, Ada acaba ocupándose de un caso que surge a partir de esto: tiene que investigar la desaparición de varios jóvenes en los años ochenta.
 
La narradora sigue expresándose en pasado y primera persona y, de vez en cuando, se hace preguntas (o notas mentales, jeje) a sí misma o se dirige al lector, personificado en la ficción por la figura de la terapeuta de Ada. Algunos de los atractivos de esta historia son que, además de la aventura principal, gracias a la cual conocemos el pasado de algunos (ahora) personajes secundarios, dándoles mayor profundidad, la subtrama de El Juego de los Cementerios también es necesaria para conocer mejor la historia otros. De hecho, a esta subtrama se le da un peso considerable en el libro, y no es para menos, ¡es necesaria para entender mejor el pasado de algunos secundarios muy importantes!
 
Ada Levy, narradora y protagonista, pese a que conserva sus características, arrastra los traumas de su anterior aventura. Aun así, continúa siendo cabezota y, en bastantes ocasiones, imprudente, lo que le ocasiona más de un problema. Además, de nuevo, nos invita a visitar varios puntos de la geografía española (y más allá), aparte de varias localizaciones de Granada.
Me gustaría destacar a algunos secundarios, como Hugo, a quien apenas vimos en Cómo matar a una ninfa, al menos, en comparación con las páginas que ocupa aquí. Me ha gustado mucho el peso que se le ha dado en esta historia, ya que partía en desventaja en comparación con otros personajes que ya tenían su hueco hecho en la vida de Ada Levy, pero ha resultado ser, además de un tipo razonable, un secundario bien construido cuyas intervenciones no han sobrado en ningún momento. Además, la relación que mantiene con Ada me pareció muy bien llevada.
Andrea, inspectora de policía que también hizo algunas apariciones puntuales en la historia anterior, tiene mayor peso aquí. Ese pasado del que hablaba antes, ligado al caso que acaba investigando Ada, es el que le da profundidad y también la convierte en una buena secundaria; así pues, tampoco le afecta ser una (relativamente) recién llegada.
En cuanto a la familia que se ocupa de La Napolitana, aquí descubrimos algunos hechos del pasado que aún desconocíamos, pero que, cómo no, Ada se encarga de investigar en parte. Por otra parte, también se ve cierta evolución incluso en Flor, la encantadora vecina de Ada.

El desenlace, pese a que difiere del visto en Cómo matar a una ninfa, me ha llamado la atención de que el perfil de algún que otro personaje sí que es similar al del libro anterior. Eso sí, me ha divertido cómo la investigación policial explica la resolución de esto.
En conclusión, esta novela es una lectura ligera y entretenida que no cuesta nada leer y avanza a buen ritmo. La parte de investigación de esta historia ofrece un extraño misterio pero no detalla los elementos más desagradables o escabrosos, así que también complacerá a quienes les gustan los enigmas pero no están acostumbrados a las novelas policíacas que solemos ver. El proceso de resolución se va produciendo de manera amena y esto, sumado a las características de los personajes, muestran que Clara Peñalver se ha ido definiendo y ha pulido su estilo (y con esto no quiero decir, ni mucho menos, que lo hiciera mal en su anterior obra... solo que, aquí, ¡lo hace mejor!), con ese resultado "equilibrado" que mencioné al principio, el cual me ha dejado con ganas de saber qué nos ofrecerá la próxima vez. ¡Aquí estaremos para verlo!

¡Feliz Navidad y próspero Año Nuevo! :D

domingo, 30 de noviembre de 2014

Flujo - Cuentos sobre futuros humanos

Título: Mapas en un espejo 2: Flujo - Cuentos sobre futuros humanos
Título original: Maps in a Mirror
Autor: Orson Scott Card
Género: Ciencia-ficción
Año de publicación original: 1992
 Fecha de esta edición: 2008
Editorial: Ediciones B
ISBN: 978-84-98720-26-6
Precedido por: Mapas en un espejo 1: El ahorcado - Cuentos de espanto
Sucedido por: Mapas en un espejo 3: Fábulas y fantasías
Saga: Mapas en un espejo
267 páginas

Sinopsis de la contracubierta
Esta antología de todos los relatos y narraciones cortas de Orson Scott Card representa la mejor síntesis de su obra de escritor, con una temática variada que no sólo abarca la ciencia ficción, sino también la fantasía y el terror. Todo cabe en esta monumental recopilación: fábulas, cuentos fantásticos, historias de espanto y de terror, narraciones futuristas, cuentos sobre milagros perdidos, sobre la muerte, la esperanza, lo sagrado...
 "Si intenta algo, será mucho peor para usted"

Es curioso que, precisamente la antología que se centra en el género de la ciencia ficción, sea la que peor regusto en la boca me ha dejado. De los cinco libros que forman la colección Mapas en un espejo en España, me temo que es el que menos me ha gustado.

Tengo que destacar que la introducción de Card es muy interesante: cuenta parte de su trayectoria como escritor, de qué manera empezó a dedicarse a la ciencia ficción... sin embargo, conozco y admiro a su autor, principalmente, por las novelas que ha escrito de este género, pero aquí son las que menos me han convencido. Ahora os comentaré brevemente por qué.

Mil muertes es una historia desagradable, ya que obligan a un condenado que se considere culpable en su juicio, y que resulte creíble. Pero, para conseguir eso, tienen métodos un tanto inmorales. El proceso para lograrlo es interesante, pero el final no me convence del todo. Curiosamente, la historia se ambienta en unos Estados Unidos conquistados por Rusia. Y no es de extrañar que, en la época en que se escribió el relato, los rusos aparezcan como los más malos de la función...

En Aplaudid y cantad, un anciano frustrado tiene la oportunidad de viajar al pasado, poseyéndose a sí mismo, para compartir unos momentos con un viejo amor y hacer lo que no se atrevió en su día. Creo que es uno de los relatos más me ha gustado de aquí, es bonito tener una segunda oportunidad de realizar lo que, por unas cosas u otras, no se hizo en su momento y de lo que, en el futuro, uno se arrepiente por no haberlas llevado a cabo.

El relato Paseaperros es una historia que se acerca al cyberpunk en la que su protagonista, un treinteañero con aspecto de niño, tiene que conseguir unos códigos. Una de las pocas narrada en primera persona, esta es una historia bastante entretenida y avanza a buen ritmo.

Tratamos de actuar como si no fuera así critica una sociedad en la que se cataloga a los seres humanos por grupos y les ofrece programación televisiva adaptada, así que los medios de comunicación dominan la sociedad al entrometerse en su vida de tal manera. Su protagonista, un apasionado de la literatura harto de no poder ver más que telenovelas, trata de cambiar su situación; sin embargo, hacer valer su libertad de elección no es fácil...

El relato que menos me ha gustado de todo Flujo ha sido Planeta inhabitable, en el que unos humanos provenientes de otros planetas vuelven a una Tierra arrasada por una guerra biológica entre americanos y rusos (¡otra vez ellos!). La sociedad con la que se encuentran es... bastante peculiar. Pero no me pareció una historia demasiado interesante.

En Vida de perros, Card comparte la autoría con Jay A. Parry, y muestra un intento de invasión alienígena en la que estos consiguen introducirse en el cuerpo de estos animales ladradores. Esta es una historia entretenida y amena que, desde luego, me gustó mucho más que la anterior.

Por último, El Originista es un relato que apareció en Foundation's Friends (1989), un homenaje a Asimov en el que varios autores (entre ellos, Card) escribían una historia situada en algún momento de su afamada saga. Tengo que deciros que me gustó mucho; hace su aparición algún que otro personaje histórico de la saga, los otros que aparecen están muy bien caracterizados y, además, la trama está desarrollada de manera inteligente. El único problema es que Card explica aquí el origen de la Segunda Fundación, cosa que leeríamos en Hacia la Fundación, novela publicada 4 años más tarde... por lo que no se puede considerar un hecho "oficial". No obstante, sigue siendo una buena historia.

En conclusión, Flujo - Cuentos sobre futuros humanos recopila los relatos que, en conjunto, menos me han interesado de Card en toda la colección y, lamentablemente, el único que me gustaría destacar (El Originista) es una historia que no entra en el canon asimoviano. No obstante, si queréis completar la colección o sois acérrimos seguidores de este escritor, este libro acabará en vuestras manos; así, os forjaréis vuestra propia opinión...

¡Saludos! :D

viernes, 31 de octubre de 2014

El ahorcado - Cuentos de espanto

Título: Mapas en un espejo 1: El ahorcado - Cuentos de espanto
Título original: Maps in a Mirror
Autor: Orson Scott Card
Género: Fantasía/Ciencia ficción/Terror
Año de publicación original: 1990
 Fecha de esta edición: 2008
Editorial: Ediciones B
ISBN: 978-84-666-5521-7
Sucedido por: Mapas en un espejo 2: Flujo - Cuentos sobre futuros humanos
Saga: Mapas en un espejo
256 páginas

Sinopsis de la contracubierta
Esta antología de todos los relatos y narraciones cortas de Orson Scott Card representa la mejor síntesis de su obra de escritor, con una temática variada que no sólo abarca la ciencia ficción, sino también la fantasía y el terror. Una monumental recopilación de fábulas, historias de terror, narraciones futuristas, cuentos sobre la muerte, la esperanza… en algunos casos galardonados con los mayores premios del género.
 "Estaba dormida y oí la canción. Era perturbadora."

 Creo que fue el año pasado cuando encontré de oferta los cinco libros de relatos que componen la colección Mapas en un espejo, de Orson Scott Card (autor de El juego de Ender, entre otros). Me llamó la atención, en concreto, el quinto número, pues contenía el relato original de El juego de Ender. Ingenuo de mí, no los compré en el acto creyendo que volvería a tener la oportunidad de hacerme con ellos en estas circunstancias, pero no, eso era algo irrepetible. He tardado un tiempo en hacerme con ellos, poco a poco; ahora puedo comentarlos.

El ahorcado – Cuentos de espanto contiene una interesante introducción del autor sobre las historias de miedo, y cada relato tiene, al final del libro, una explicación de Card sobre las circunstancias en las que lo escribió, reflexiones sobre la historia...
Ahora repasaré brevemente cada historia, ya que, si me alargo, corro el peligro de contar demasiado.

Euménides en el lavabo del cuarto piso me resultó un tanto desagradable, su protagonista no era precisamente simpático y habría agradecido alguna explicación de contra qué se enfrentaba, o la razón de por qué esa criatura era cómo era; si era necesario que fuera así (porque la razón de su función queda aclarada... o no), etc.

Finiquito es inquietante, pero se deja leer mejor. Repentinamente, un hombre tiene la necesidad de volver a casa, y ahí su realidad va cambiando. Extraño, pero no está mal. Aunque los hay mejores.

En Ejercicios de respiración profunda, Dale Yorgason cree que es capaz de prever la muerte de las personas al escucharlas respirar al unísono. No es nada del otro mundo, pero la última frase de la conclusión no está mal, aunque me habría gustado más otra cosa.

Criadero de gordos me gustó más, aunque a más de uno puede resultarle un poco duro. Barth se somete a un tratamiento mediante el cual hacen una réplica de sí mismo que volverá a vivir su vida de llena de placeres mientras él, ya gastado, disfruta de un tranquilo y agradable retiro. O eso cree él que hará...

Bajo la tapa presenta a un grupo de jóvenes cuyo entretenimiento es bastante cruel (si lo leéis, ya veréis por qué). Una manera diferente a lo acostumbrado de utilizar los viajes en el tiempo, aunque no me convenció del todo. Estas juventudes del futuro...

Juegos de carretera es más perverso, y también me gustó un poco más: un conductor se pone a seguir gente por la carretera, y le va cogiendo el gusto. Se observa cómo se va obsesionando con su «juego» y las consecuencias que le trae a él y a sus víctimas.

Sepulcro de canciones es mi favorito, con diferencia: no solo mi preferido de este libro, sino uno de los que más me gustan de todo Mapas en un espejo. A diferencia de las otras, está escrita en primera persona, y nos pone en la piel de un terapeuta del Estado que visita sanatorios. Su preocupación por Elaine, una adolescente que perdió piernas y brazos de pequeña en un accidente, es aún mayor cuando descubre que tiene una amiga imaginaria en el espacio que le canta en sueños. ¿Es algo tan inocente como eso? Este relato me resultó inquietante a la par que perturbador a ratos. Y, en general, me gustó mucho cómo estaba escrito, cómo se contaba y avanzaba.

Censura previa es curioso, pues su protagonista conoce a un escritor que acaba sus obras pero luego las destruye casi por completo. Lo interesante es conocer las razones... no está mal.

El hombre cambiado y el rey de las palabras me gustó menos. Dejando detalles aparte, un matrimonio tiene un hijo superdotado que, cuando crece, intenta hacer una especie de tarot capaz de contar la verdad sobre las personas. El relato es más complejo que estas pocas líneas, claro, pero no me acabó, no sé.

Recuerdos de mi cabeza es raro, ya que lo escribe una mujer que se ha suicidado. Es otro de los relatos escritos en primera persona. Sin embargo, el desenlace no es nada del otro mundo ni ofrece algún giro especialmente interesante.

Y... Niños perdidos acabó convirtiéndose en una novela bien valorada, pero ni he leído esa ni me atreví a leer el relato. ¡Me han recomendado que me espere a tener hijos para sufrir más, así que me esperaré entre 10 y 15 años para daros mi opinión!

No resulta tan divertido leer alguno de los comentarios de Card. Por supuesto, es interesante conocer cómo surgió la historia, qué quería decir con esto o aquello... sin embargo, en algunos puntos se le ve su vena más... "cerrada de mente" y resulta un poco triste, ya que por un lado le admiro como autor y, por otro, no comparto para nada unos cuantos de los comentarios que hace. En fin...

En conclusión, este libro es una antología de relatos de desigual calidad del que solo llegaría a recomendar tres o cuatro, especialmente Sepulcro de canciones (y, quién sabe, en una década seguramente recomiende también Niños perdidos).

¡Sigo aquí aunque actualice menos! ¡Saludos! :D

viernes, 12 de septiembre de 2014

Sillage 16. Liés par le sang

 Título: Sillage 16. Liés par le sang
Guión: Jean-David Morvan
Dibujo: Philippe Buchet
Color: Philippe Buchet
Género: Ciencia ficción
Año de publicación original: 2013
Editorial: Delcourt
ISBN: 978-2-7560-3262-7
48 páginas
Color

Sinopsis
Nävis tiene cuentas pendientes que resolver con Enshu Atsukau. Cuando por fin consigue la llave que le dará las respuestas que busca, los habitantes de Estela entran en un extraño estado de inconsciencia y el convoy cambia bruscamente de dirección... ¡hacia un agujero negro! Todo esto es obra de tres Yiarhu-Kah, que quieren sacar a Atsukau y su "ejecutor" de su escondite y vengar la muerte de sus hermanos caídos...
"Kah-Sammhella, notre frère en mission pour les dissidents du supradirectoire, s'en est pris à toi... et ton tueur l'a vaincu, c'est la loi du combat, et nous, guerriers, la respectons plus que toute autre! Mais que tu oses lancer une traque à mort contre nous!! Nous ne pouvons le tolérer!!"

["Kah-Sammhella, nuestro hermano encargado de los disidentes del supradirectorio, se enfrentó a ti... ¡y tu asesino lo venció, es la ley del combate, y nosotros, guerreros, la respetamos más que ninguna otra! ¡¡Pero que oses poner en marcha una cacería mortal contra nosotros!! ¡¡No podemos tolerarlo!!"]

¡Y llegaron los 18! Para celebrar mi mayoría de edad, y como viene siendo costumbre desde hace años, mi familia (a quien le estoy muy agradecido) me regaló el nuevo cómic de Estela (originalmente, Sillage) que había salido en Francia. Todo esto ocurrió el año pasado, por lo que ya hace tiempo que lo leí. Tenía muchas ganas de dar mi opinión sobre él, pero he estado bastante ocupado y no he tenido todo el tiempo que hubiera querido. Y, ahora... ¡ha llegado el momento! ¿Qué ocurre tras la impactante revelación que tiene lugar en Chasse gardée/Coto vedado?
¡Os aviso que, si no habéis leído los cómics anteriores, la siguiente imagen es un spoiler! Pero bueno, es tan spoiler como la portada de este cómic, así que...

¿¡No es lo suficientemente completo!? ¡Cómic, cofrecito y póster!
Como veis, fue un regalo estupendo, ya que la edición con la que se hicieron incluía un cofre con capacidad de cuatro álbumes del formato de los Sillage, para guardarlos, y un póster de Estela (y otro de una serie diferente por el otro lado) de lo más chulo, con los trajes que sus protagonistas llevan en este cómic. De fondo, las naves más características que han aparecido en estas historias. ¡Debería enmarcarlo y colgarlo en mi habitación!

Llevábamos unos cuantos álbumes metidos en un arco argumental que debía llegar a su fin: ¿quién es ese otro ser humano que hay en Estela? Mientras se resolvían algunos conflictos, aparecía este otro... junto a unos pocos más. La portada de Liés par le sang ya da algunas indicaciones: el humano moribundo entre los brazos de Nävis y, al fondo, un agujero negro. ¡¿En qué circunstancias se encuentran para que estén en esa situación?!

Philippe Buchet continúa realizando un sobresaliente trabajo con las ilustraciones de la serie: trazos finos y firmes, personajes dibujados con precisión y numerosos detalles (tanto por su aspecto como por los complementos que llevan encima), así como los vehículos e infraestructuras, y escenarios impresionantes. En el caso de los interiores, no les falta decoración; eso sí, a excepción de los que tienen carencia de ella, en cuyo caso tenemos un fondo del color de la pared de la sala o habitáculo en la que se encuentren los personajes. Curiosamente, tengo la sensación de que este es uno de los álbumes en el que más ocurre esto (que tampoco es mucho, pero tenía que indicarlo). Durante la batalla en el hexaedro del Consejo de la Constituyente, ocurre algo intermedio: los personajes principales aparecen en primerísimo, detallado y excelente plano de siempre, los detalles aparecen de un color más tenue, hacia el fondo, y el fondo sí que aparece más difuminado.
En cuanto a los exteriores, también son impresionantes, especialmente en la biosfera de Nävis y en el espacio exterior (cuando lo leáis, entenderéis por qué...). Las escenas de combate están muy bien hechas, encajan a la perfección con el ritmo frenético que tiene este álbum. Porque, si en Liquidation Totale/Liquidación total había una espectacular confrontación a muerte, aquí las hay desde varias bandas.

En cuanto al guion, Jean-David Morvan nos ofrece una de las historias con más repercursiones futuras de todos los Estela: al principio, parece que vayamos a tener una historia más, no especiamente decisiva; sin embargo un extraño fenómeno que viene acompañado del cambio de rumbo del convoy inicia una carrera contrarreloj por salvar a sus amigos, en el caso de Nävis, y un combate a muerte, en el caso del «ejecutor» de Atsukau. Por supuesto, nuestra joven humana también se enfrenta a unos cuantos peligros durante el camino, y la cosa no queda ahí...
Me llamó la atención que, para ser un cómic con tanta acción, también tiene bastante texto. Una de las cosas por las que me gusta Estela es que siempre son así, pero aquí se nota más porque hay mucho, mucho movimiento. Además, las divertidas referencias a otras aventuras de Liquidation totale se completan con la mención a otro viejo amigo y la visión de algnas naves.
Este álbum regala algunas escenas decisivas para el devenir de los acontecimientos, y están muy bien conseguidas, en parte, gracias al dibujo de Buchet (en la página 30 hay un momentazo increíble, y no es una impactante revelación... pero es un momentazo). Hay muy buenos contrastes entre la carrera de Nävis por regresar a su biosfera y la preparación, más sosegada, de Atsukau y el humano para el combate que le espera a este último (que, una vez iniciado, ya no hay vuelta atrás: comienzan los esperados reencuentros y el camino hacia el desenlace se va acortando).

Por causas de fuerza mayor, los coprotagonistas y la mayoría de secundarios recurrentes no participan en gran parte de esta historia, aunque tienen su momento. Sin embargo, tenemos a la intrépida Nävis, preocupada por el destino de sus amigos y consciente de que ella es una de las pocas personas que pueden salvar al convoy del desastre y dispuesta a hacer lo necesario para ello. Además, durante el proceso toma decisiones que resultan dolorosas, tanto para ella como para quien lee...
Y, por el otro lado, está el dúo formado por dos protagonistas inusuales pero que últimamente habíamos ido viendo más y más: Enshu Atsukau y su protegido, quienes han elaborado un método para acabar con los mortíferos Yiarhu-Kah que quedan vivos. Aquí, los autores se permiten explorar algunos de los temores del cónsul (al margen de lo que ya descubrimos en Liquidation totale), un personaje hacia el que se pueden tener sentimientos... encontrados.
Quedan los tres Yiarhu-Kah, una especie que prácticamente es una máquina de masacrar biológica: su entrada en escena es magnífica (tienen un aura de «chicos malos» que me encantó, jejeje) y su intención es suprimir a aquellos que han emprendido una cruzada para acabar con ellos, o los que son demasiado peligrosos para dejar con vida. Hacer desaparecer Estela entera es un daño colateral...

El resto, tendréis que leerlo por vuestra cuenta cuando tengáis ocasión: se forman equipos que no nos habríamos atrevido a imaginar, al emocionante argumento no le abandona el ritmo frenético y, además, muchas emociones nos pueden embargar al final.

En conclusión, Liés par le sang es un cómic muy emocionante, tal vez más centrado en la acción que otros, pero con la cantidad de texto que lo «compensa» y las explicaciones pertinentes. ¿Se resuelven todas las incógnitas de la serie? Oh, no, algo tenía que quedar. Pero las cosas quedan de manera que tengamos ganas de leer el tomo 17, Grands Froids, y ver cómo evoluciona Estela. ¡Aún tenemos Nävis para rato! Y compañía...

¡Poukram!

viernes, 5 de septiembre de 2014

Rama revelada

Título: Rama revelada
Título original: Rama revealed
Autores: Arthur C. Clarke y Gentry Lee
Género: Ciencia-ficción
Año de publicación original: 1996
 Fecha de esta edición: 1998
Editorial: Ediciones B
ISBN: 84-406-7030-3
Precedido por: El jardín de Rama
Saga: Rama
796 páginas

Sinopsis de la contracubierta
Años después de la aparición en el sistema solar de las misteriosas naves Rama, una tercera nave espacial dotada de un hábitat terrestre casi perfecto arribó a la órbita de Marte para convertirse en el hogar de dos mil colonos humanos. Aunque bautizada originalmente como Nuevo Edén, esa colonia interestelar fue degenerando con el tiempo y se ha convertido en una brutal dictadura que asesina a sus pacíficos vecinos y aterroriza a sus propios habitantes.
En ese clima de crimen y persecución, Nicole Wakefield, condenada a muerte por traición, logra escapar y atravesar el Mar Cilíndrico hasta llegar a una isla de enormes rascacielos que los humanos llaman Nueva York. Allí le esperan sus amigos y también sus familiares. Pero la persecución no ha concluido. En realidad, no ha hecho más que empezar.
"Sobre la base de los datos disponibles que provienen de la observación de los seres humanos, empero, existe una probabilidad, que no es trivial, de que esta especie prosiga la batalla hasta que la mayor parte de los individuos, o todos ellos, perezca"

Hace unos cuantos años apareció por aquí la primera entrada sobre esta tetralogía: se trataba de la reseña de Cita con Rama, una novela sobre una misteriosa nave espacial alienígena de forma cilíndrica con propósitos todavía más enigmáticos (hizo un pequeño alto por la Tierra y se marchó, no sin dar antes unos cuantos sustos a los exploradores que se atrevieron a internarse en ella). Después leí Rama II, una secuela que Arthur C. Clarke hizo junto a Gentry Lee. En comparación con el relato original, este cuenta con personajes más profundos y la historia daba para misterios más complejos, lo cual lo convertía en una buena secuela (sin desmerecer a Cita con Rama, la verdad es que las dos me parecen buenas historias; cada una a su manera, con su estilo).
Lamentablemente, por aquella época mis opiniones tenían considerables carencias (siendo generosos), así que he aprovechado ahora para hacer una síntesis de lo que debería haber dicho, pues es muy posible que no se transmitiera como hubiera debido mi recomendación.
El problema aparece con El jardín de Rama, una continuación directa que estaba deseando leer tras ver el final de Rama II y que no me gustó tanto, del misterio se pasaba a contar demasiado como si tal cosa; para mí, esto hizo que la historia perdiera encanto. Me expliqué con más soltura justo con el libro cuya lectura me dejó más frío...
Y, aunque llevaba un tiempo buscando este final, Rama revelada (Ediciones B hasta me comunicó su intención de reeditar esta novela, actualmente descatalogada) no llegó hasta mis manos hasta hace casi medio año, en una feria de libros de ocasión. ¡Y vaya alegría me llevé! Por fin descubriría el desenlace de esta saga cuya conclusión, sin dejarme la misma sensación que los dos primeros volúmenes, me ha gustado más que la tercera parte. Veamos si le encuentro una explicación a esto...



El prólogo con el que se inicia Rama revelada explica con claridad los sucesos acaecidos en las tres anteriores novelas para, a continuación, retomar la historia de Nicole Wakefield, indiscutible protagonista de esta trilogía post-Cita con Rama donde quedó. La aventura empieza cuando queda claro que en Nuevo Edén se está planificando un plan de huida que tiene la intención de que la protagonista y su círculo de conocidos más íntimo emigre a donde se encuentra Richard, lo cual no será fácil. Y la convivencia tampoco mejorará mucho cuando se reúnan, entre problemas de salud, convivencia... y vecinos. Pues no son la única especie que habita en esa nave...
Por supuesto, su desaparición es tenida en cuenta. Pero también es un problema más que se puede colocar al lado del lugar correspondiente a la guerra que tiene lugar contra los alienígenas que viven en el módulo contiguo al humano.
La situación no podrá durar mucho más tiempo así...

Antes de ponerme a hablar de los detalles más «literarios», me gustaría comentar que, en cuanto a la traducción de esta edición, me ha pasado lo mismo que con la de la tercera parte de la saga: me he encontrado construcciones de frases un poco extrañas (con formas verbales que no eran las que deberían haberse colocado ahí), algunas expresiones que desentonan con lo leído anteriormente... confío en que, si finalmente esta obra es reeditada, se eche un vistazo a esto.
Como ha sido habitual en las novelas de Rama, la narración está en pasado y tercera persona, aunque los autores no han podido evitar añadir un fragmento (en esta ocasión, breve) escrito en primera persona, desde el punto de vista de Nicole.
Lo que, para mí, diferencia principalmente El jardín de Rama de Rama revelada es que el primero eliminaba la atmósfera de misterio y la sustituía por la explicación: el mago enseñaba la chistera al público y señalaba que aquí, aquí y aquí estaban los compartimientos secretos donde ocultaba el material con el que ejecutaba sus trucos (o esa sensación me dejó). Para los que ansiaban solamente respuestas, es posible que esto les satisficiera. Sin embargo, yo soy de los que, vale, les gustaría saber los trucos que han utilizado, ¡pero tampoco hace falta que se los expliquen todos de golpe! Así... pierde un poco el encanto.
Rama revelada interesa al lector, en mi opinión, con los misterios de algunos comportamientos alienígenas, y la explicación de otros: recrear, con detalle, una sociedad extraterrestre como se hace aquí (y dar tal protagonismo a seres tan peculiares, y que su forma de ser resulte coherente, aunque no se comparta su ética) es digno de admiración. Además, el final del viaje se aproxima...
La situación familiar, que en ocasiones se me hizo un poco pesada en el libro anterior, es más interesante aquí. Tiene algunas complicaciones más (y momentos emotivos, para bien o para mal), y se combina con respuestas que se van ofreciendo poco a poco, lo suficiente para mantener el ritmo. También encontramos algunos momentos de acción que se agradecen, aunque normalmente son desoladores. Aunque no me tiene que extrañar, ¡es la guerra!

Tengo que admitir que no me hicieron tanta gracia las «visiones tribales» de Nicole; habían llegado a tener cierto sentido, sin embargo, para mí perdieron bastante significado al dejar algunos cabos sueltos relacionados con esto y otras cosas que se añaden entre la mitad y el final de la novela, no sé si los autores lo hicieron adrede o simplemente se les olvidó resolver esos puntos.

Pero... ¿se contesta a nuestras preguntas más acuciantes?
Sí, esta vez sí. En Rama revelada se contesta a lo que llevábamos preguntándonos unos cuantos libros. Pero, tal vez, alcéis escépticos una ceja la primera vez que os den una respuesta. Y puede ser que sigáis así la próxima vez. Después de tantas páginas, quizá habría esperado, o me habría gustado encontrar (aunque tampoco diré «habría preferido», aunque casi es lo mismo) otra cosa. Eso sí, me hizo reflexionar, ya que también se dan algunas ideas sobre la existencia bastante interesantes. Aunque eso no me evitó algún que otro escalofrío.

En conclusión, Rama revelada me pareció una mejoría notable en comparación con su inmediata predecesora, pero tampoco se podría comparar con las dos novelas, cuyo trasfondo final era... diferente. Eso sí, opino que tiene partes interesantes... un desenlace que no nos habríamos esperado durante la lectura de los primeros libros. ¿Tendría pensado Clarke esto desde Cita con Rama?

¡Saludos!

martes, 26 de agosto de 2014

Sillage Premières Armes 1. Esprit d'équipe


Título: Sillage Premières Armes 1. Esprit d'équipe
Guión: Jean-David Morvan y Philippe Buchet
Dibujo: Pierre-Mony Chan
Color: Alice Picard y Pierre-Mony Chan
Género: Ciencia ficción
Año de publicación original: 2014
Editorial: Delcourt
ISBN: 978-2-7560-3893-3
Sucedido por: Sillage Premières Armes (cronológicamente)
Estela 3. Engranajes
Saga: Sillage Premières Armes, Estela
56 páginas
Color

Sinopsis
Nävis ha terminado su entrenamiento como agente especial, por lo que es destinada a una operación en compañía de otros agentes novatos en la que simplemente tendrán que actuar como observadores. En ella, deberán asegurarse de que ningún fraude perturba el referéndum que decidirá si el planeta en el que aterrizarán se une a Estela o conserva su independencia. Sin embargo, la llegada a ese mundo es más brusco de lo esperado, y Nävis se ve obligada a huir de una emboscada que les ha preparado un enigmático personaje...
"Poukram! Je ne suis pas prête à travailler en équipe, moi".
["¡Poukram! No estoy preparada para trabajar en equipo"]

Hace un tiempo leí en los foros de BDGest un mensaje curioso, en el que aparecía una página de un nuevo cómic estelano con la nave-madre de la Constituyente de fondo, intacta, y Nävis recibiendo instrucciones para una misión. Aunque se notaba que el dibujante no era Buchet, se veía a la protagonista más joven, y a partir de ahí se podía ir especulando sobre qué trataría este futuro cómic. La página de Facebook a la que reenviaba la imagen, si no recuerdo mal, era más reveladora y ofrecía un poco más de información. Con el tiempo, se fue descubriendo todo: el nombre de lo que sería un nuevo spin-off de Estela (Premières Armes), el marco temporal en el que se situaría (entre Colección privada y Engranajes, álbumes 2 y 3 de la serie madre, respectivamente) y, finalmente, su fecha de lanzamiento, que se fue postergando un poco hasta que se fijó definitivamente.
Creí que habría que hacerse con él vía Amazon o incluso a resignarme a leerlo más tarde, pero su lanzamiento coincidió, más o menos, con la llegada de mi querida hermana Ateloiv a Francia, quien me lo trajo desde allí y me dio una gran sorpresa. En tu honor, publico esta entrada el día de tu cumpleaños. ¡¡Me quedo corto dándote las gracias!!



Al observar el cómic, lo primero que llama la atención es el cambio de dibujante, pues esta vez es Pierre-Mony Chan quien está a cargo de las ilustraciones. A mí me encanta el estilo que le da Buchet a estas historias, por lo que al principio me sentí un poco inseguro con este cambio. Cuando se reveló la portada, me quedó confirmado que aquí iban a tomarse algunas libertades más a la hora de hacer los diseños para los personajes, y eso me dio algo de miedo. ¿Eso iba a quitarles realismo? ¿Quedarían muy caricaturizados o reconocibles pero no tan parecidos a sus versiones originales? Sin embargo, cuando empezaron a aparecer las primeras páginas del cómic en la red me tranquilicé, y cuando por fin lo leí descubrí que, no solo quedaban bien, sino que los diseños de Pierre-Mony Chan casaban a la perfección con el universo de Estela.
Creo que fueron Snivel y Mackel-Loos quienes me hicieron comprobar que no había nada que temer, y que las ilustraciones de este spin-off estaban en buenas manos (por cierto... ¡Snivel continúa teniendo aquí su cara pintarrajeada!). Si con el Buchet de los últimos años he hablado de trazos firmes, personajes estilizados... aquí tengo que hablar de un look más «artesanal» (los dibujos son, ¿cómo decirlo)... más «redondeados») en el buen sentido de la palabra. En este cómic se permiten, en ocasiones, algunas muecas un poco más exageradas, poner estrellitas para simbolizar los golpes, algún que otro cabezón (como el de Rib'Wund desde algunos ángulos) e incluso caritas de los personajes que hablan en ese momento pero que no aparecen en la viñeta. En cuanto a las naves, demás aparatos, escenarios y seres que aquí encontraréis, encajan por completo en el espíritu estelano. Tampoco existe ningún problema con la sensación de movimiento, lo hay cuando debe haberlo.
Es divertido observar una Nävis rejuvenecida (no exactamente igual que en Colección privada, eso es cierto, ¡pero cada uno tiene su estilo!) y a Rib'Wund con su traje militar con el que le conocimos, así como tecnología punta de «combate terrestre» estelana.
En cuanto al color, Chan y Alice Picard hacen un buen trabajo. Lo que les diferencia de Buchet es que su gama de colores es más oscura y están presentes más sombreados, no hay tanto «brillo» como en la serie madre. En conjunto, las ilustraciones son diferentes pero también un estupendo sello de identidad para Premières Armes. De veras, mis temores iniciales eran completamente infundados. ¡Me gusta que esta saga derivada sea así!

Esta historia ha salido de las mentes de Jean-David Morvan y Philippe Buchet, los autores originales de Estela. Con solo saber eso, ya debería haber tenido que estar tranquilo desde el principio (y si, además, hubiera sabido que el dibujo me iba a gustar tanto...). Este álbum es la prueba viviente (bueno, existente) de que, si a un cómic le cambias al ilustrador pero no al guionista, lo más probable es que la calidad se mantenga. Y en Esprit d'équipe lo hace (dejando dibujo al margen, ya he repetido varias veces lo bien que está). En esta ocasión, tenemos algo tan atractivo como la primera misión de Nävis, fácil en apariencia y bajo la tutela de Rib'Wund. El problema empieza cuando la nave en la que viajan los estelanos aterriza accidentadamente donde no debe y la joven tiene que huir de unos misteriosos agresores. De esta manera, se introduce en una sociedad en la que algunos de sus miembros desean integrarse en Estela mientras que hay otros que no (una vez más, Morvan y Buchet reflejan un conflicto actual en las páginas de su obra). Pero todavía hay más: existe una minoría racial que no tiene ni voz ni voto en este asunto. Un escenario en el que en cualquier momento todo puede estallar...
Hay que destacar que este cómic tiene 56 páginas, y no 48, que es el número al que estamos acostumbrados. Esto permite tener entre manos una historia más larga y estupendamente elaborada, a la altura de los álbumes «normales» de la serie, moraleja incluida. El argumento avanza a muy buen ritmo y, cuando parece que algo podría solucionarse, los autores aún se sacan algún as de la manga. Conflicto racial aparte, en este cómic juegan con un villano con habilidades bastante interesantes, y resulta extraño (a la par que divertido y genial) ver el aspecto que mantiene la mayor parte del tiempo este personaje en la historia.
Los más escépticos tal vez piensen que Esprit d'équipe es una manera de tirar del hilo de Estela pero, personalmente, tampoco me importaría que fuera así. Si, para eso, hacen un producto de calidad con una trama interesante como la que aquí encontraréis, por mí pueden tirar de ese hilo todo lo que quieran. En realidad, yo creo que, aparte de una buena historia autoconclusiva, este primer tomo de Premières Armes es un regalo para los nostálgicos (como yo) que echaban de menos las primeras aventuras de Nävis, donde se cumplían misiones pero no había cambios muy drásticos (aunque, si me pongo a pensar, en la mayoría los había); y, además, contamos con la presencia de algunos personajes que, más adelante, se ven obligados a aparecer menos. De esta manera, por mí pueden seguir mostrándonos más misiones de Nävis, siempre y cuando estén tan elaboradas (¡o más, jeje!) como esta.

En cuanto a los personajes, Snivel, Bobo y Mackel-Loos tienen su aparición estelar, pero es la joven e intrépida Nävis, más ingenua e impulsiva de lo que será unos cuantos álbumes de Estela más adelante, a quien teníamos ganas de ver. La protagonista aún conserva intacto su sentido del humor, lo que nos asegura unas cuantas escenas simpáticas que muestran su ingenio, y hace una pareja estupenda con su compañero en esta aventura: Umika, un ser de la especie reprimida del planeta en el que transcurre la historia que ayuda a Nävis y que ya apareció (cronológicamente, mucho tiempo después) brevemente en el decimoquinto tomo de la saga (¡ahora ya sabemos de qué lo conocía!). De verdad, me ha gustado mucho el peso que le han dado al alienígena en esta historia, creo que cumple con creces su papel y consigue que se le recuerde con cariño; es un buen coprotagonista y me sabe mal que no vaya a volver a aparecer (no creo que compartan más historias, aunque... ¡quién sabe!). Rib'Wund también tiene aquí su peso, aunque se lleva bastantes golpes. Eso sí, le vemos como nunca le habíamos visto. Debo aprovechar para agregar que en este cómic se hace referencia a cosas que ocurrieron antes... y se mencionan algunas (vagamente, nada revelador) que descubrimos en detalle después.
Los cadetes compañeros de Nävis no dudan en mostrar el desdén que sienten por ella, y ya por eso me cayeron un tanto mal. ¡Pero, a fin de cuentas, esa era la intención!

Sí, me ha gustado Sillage Premières Armes 1. Esprit d'équipe, y espero que se note. Individualmente, creo que es un buen cómic (claro, tiene más encanto si ya conoces a los personajes), pues tiene un argumento interesante y elaborado, y un dibujo con el que combina a la perfección. Pero, además, es una forma fantástica de volver a los inicios de Estela, a las «viejas misiones» de Nävis, y los nostálgicos (ya lo he dicho, yo soy uno de ellos) apreciaremos esto. Defenderé sin dudar la existencia de este spin-off, ojalá haya más números... ¡y lleguen a España!

¡Poukram! :D

viernes, 15 de agosto de 2014

La daga

Título original: The Subtle Knife
Autor: Philip Pullman
Género: Ficción especulativa, fantasía, juvenil
Año de publicación original: 1997
 Fecha de esta edición: 2009
Editorial: Ediciones B
ISBN: 978-84-9872-251-2
Precedido por: Luces del norte
Sucedido por: El catalejo lacado
Saga: La Materia Oscura
283 páginas

Sinopsis de la contracubierta
Cuando el camino de Will se cruza con el de Lyra, el rumbo de sus vidas cambia para siempre. Will necesita descubrir la verdad sobre la desaparición de su padre. Para ello, iniciará un sorprendente viaje en el que se trasladará a una nueva dimensión, y conocerá a una extrana niña, Lyra. También ella tiene un objetivo que cumplir; juntos unirán sus esfuerzos para consumar sus destinos.
Pero el mundo en el que se encuentran, Cittàgazze, es un inquietante y misterioso lugar donde les espera uno de los secretos mejor guardados, un objeto por el que muchos matarían.
 "—El otro filo prosiguió el anciano es aún más sutil"


Hace ya un par de años que os hablé de Luces del norte, una novela que llevaba bastante tiempo queriendo leer y que no me decepcionó en absoluto. De hecho, era una aventura con la que disfruté mucho, como se puede ver en mi entrada, y así pude comprobar que su adaptación a la gran pantalla no le hacía justicia. Con el impactante final que tenía el primer relato, tarde o temprano (ojalá hubiera sido temprano o, al menos, solo un poco más pronto) tenía que caer en mis manos su continuación. Eso ocurrió hace casi medio año, cuando en una feria de libros de ocasión encontré La daga a un precio inmejorable. Y, vaya, ¡cómo me ha gustado!

En esta ocasión, la historia se inicia con Will, un niño de doce años que deja con apremio a su madre en casa de una conocida tras huir de unos misteriosos perseguidores. Sin embargo, se ve obligado a volver a la suya para recuperar un objeto personal muy importante para él, y ahí sufre un percance que lo deja marcado. Obligado a irse de allí cuanto antes, Will acaba sin querer en un lugar en el que conoce a una niña, una niña con la que los lectores ya hemos compartido una aventura y junto con la que irá descubriendo los misterios de los mundos a los que tienen acceso. Lyra continúa la búsqueda de los licenciados de Oxford, aunque no el que ella conocía, para saber más sobre el Polvo, y Will inicia una investigación sobre su desaparecido padre.
Al mismo tiempo, la bruja Serafina Pekkala se reúne con varias personas para decidir qué hacer en la situación actual, pues los ambiciosos planes de Lord Asriel no solo enfurecen a la Iglesia sino que ya están transtornando su mundo; de esta manera, Lee Scoresby acaba decidiendo encontrar al Stanislaus Grumman, pues no cree que esté muerto y tiene la intención de conseguir el objeto cuya existencia este doctor conoce para llevárselo a Lyra, pues tiene la certeza de que la ayudará.

La daga es un libro cuyo protagonismo lo comparten muchos más personajes que en Luces del norte: esta vez, la historia es introducida por Will, quien se gana a pulso ser la otra mitad del dúo protagonista que forma junto a Lyra. Después de todo un libro protagonizado por la niña, puede que sea un poco chocante ver cómo irrumpe otra persona para conducir la historia. Sin embargo, no supone ningún problema, ya veréis que se merece esta posición. Además, me pareció natural la manera en la que los dos jóvenes se conocen y poco a poco van afianzando su amistad: al principio no hay, precisamente, mucha confianza; sin embargo, llega un momento en el que el lector puede ver que han llegado a un punto de confianza mutua. Además, me hizo gracia el papel que adquiere Will, como... un poco hermano mayor, creo yo. Aunque, bueno, aún no sé cómo acabará esto.
Serafina Pekkala también es otra de las protagonistas, aunque ya la conocíamos. La bruja se reúne con otros clanes y parten hacia el otro mundo que se ha abierto en busca de Lyra al mismo tiempo que Lee Scoresby, quien considera a la niña prácticamente como su propia hija, inicia sus pesquisas.
Por supuesto, la señora Coulter no tarda en aparecer, tan perversa como siempre (o incluso más) y también hay otros secundarios que cumplen muy bien con su papel... Por supuesto, nunca se sabe cuál va a ser su destino. Yo me llevé más de una sorpresa, no me habría esperado los giros relacionados con esto que daba la historia. Y la ausencia de otros personajes también se nota, aunque la sombra de alguno de ellos planee por las páginas del relato.

La narración sigue siendo en pasado y tercera persona, y el buen ritmo de la historia permite que nos la acabemos en lo que dura un suspiro. La trama es amena y ligera, pero eso no quiere decir que no sea profunda. Al contrario, contiene ideas que, si bien podrían no agradar a todos, a mí, personalmente, me parecieron muy, muy interesantes, más rompedoras que las vistas en Luces del Norte. Aprovechando las creencias existentes en la actualidad, Pullman ha expuesto en su ficción un punto de vista que, en mi opinión, no me pareció inverosímil. El uso que hace de ellas, el de algunos entes y sus funciones... La daga invita a la reflexión. Además, el libro cuenta con una buena ambientación, que cumple con creces su intención de resultarle inquietante al lector en más de una ocasión.

En conclusión, La daga es una novela a la que no le faltan ideas que impactarán a quien la lea y, además, contiene una aventura emocionante y entretenida. Es difícil no encariñarse con los personajes (al menos con los que hay que encariñarse), y su final promete una tercera parte muy interesante, viendo cómo acaban las cosas. Ojalá llegue a mis manos pronto.

¡Saludos! :D
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...