miércoles, 4 de marzo de 2015

Star Wars Rebels S1x13 - Season Finale

Star Wars Rebels
Temporada 1 - Episodio 13
Título: ----------------
Título original: Fire Across the Galaxy
Capítulo anterior: Rebel Resolve
Fecha de emisión original: 2 de marzo de 2015
Director: Dave Filoni
Guionista: Simon Kinberg

La elección del título de este capítulo es, desde luego, muy acertada: La chispa de la rebelión empezó la serie, pero prende fuego a la galaxia para finalizar su primera temporada. Había altas expectativas respecto a este capítulo: mucho se había especulado acerca de la identidad de Fulcrum, el destino de Kanan y Ezra, apariciones y revelaciones que tendrían lugar en este episodio, más y más cosas... ¡Y las cumple!

Durante la semana previa a la emisión, se mostraron algunos de los mejores tráilers que han acompañado a la serie. Incursiones, batallas espaciales, duelos... Tenía muchos ingredientes para convertirse en un capítulo explosivo. No obstante, para tenerlos todos hay que contar con un buen argumento. Pero el capítulo también cumple esa parte.

Es poco probable que se alegren por su visita...
Fire Across the Galaxy comienza con la incursión de Sabine en una base imperial que todos recordaremos haber visto en los cortos animados iniciales. Su distracción es necesaria para robar un transporte con el que podrán pasar desapercibidos, inicialmente, en el lugar donde retienen a Kanan. Así pues, a un ritmo animado, aparece el logo de Star Wars Rebels con su tono característico. ¡Empieza lo bueno!



 Aunque el capítulo es un punto de inflexión importante en la galaxia, no deja de tener simpáticos toques de humor, pero tampoco abandona el uso de escenas serias con cierta carga emotiva; por ejemplo, cuando los miembros de la tripulación se comprometen a participar en el rescate de Kanan.

Como habréis visto en el tráiler, no faltan momentos poco usuales en una serie orientada, en principio, a miembros más jóvenes de la familia (los momentos de tortura tampoco son demasiado fuertes, pero la decisión que toma algún que otro personaje...). Me ha gustado mucho que en la época en que se sitúa la serie (en estos momentos, cuatro años antes de Una nueva esperanza) se haga mención a la Orden 66 que acabó con los Jedi. Creo que guiños así ayudan a cohesionar la saga.

Tarkin da órdenes logísticas, pero se mantiene un poco al margen de la situación
Tarkin se deja ver más que en Rebel Resolve, aunque tampoco hace demasiado. En realidad, esto es intencionado, ya que es el Inquisidor quien parece tener bajo control la situación. De hecho, es este último personaje quien participa en una de las escenas más intensas de la serie: el duelo de sables que tiene lugar sobre los cielos de Mustafar me pareció muy emocionante y, llegados a cierto punto, emotivo. El uso de los sables láser fue ingenioso en bastantes ocasiones, y disfruté mucho con él; la manera en que aprovechan melodías anteriores interpretándolas con otro tono también es digno de mención: la combinación de todas las circunstancias que rodean a este capítulo hicieron que, sinceramente, este combate me gustara más que muchos que vimos en The Clone Wars, me pareció que tenía... más peso (no estoy incluyendo aquí, por ejemplo, algunos duelos geniales que tuvieron lugar en Mandalore).

Un duelo que no tiene nada que envidiar a otros de la saga

La escaramuza aérea presente en este episodio es muy buena, sin olvidar la heroica escena que sucede después. El acompañamiento musical de esos momentos podéis encontrarlo en la web de Star Wars, es muy bueno...
Tengo que agradecer ese momento de perplejidad que comparten tanto los protagonistas como el espectador, ya que los guionistas han sabido convertir por unos momentos un sitio familiar en una localización que, en ese punto del capítulo, resulta extraña al verla ocupada por desconocidos. 

Chopper tiene contacto cara a cara con Fulcrum
La identidad de Fulcrum ha sido uno de los grandes misterios de la serie (y, personalmente, de Star Wars en general), pese a las hipótesis que circulaban por la red. Creo que los espectadores no se decepcionarán cuando descubran de quién se trata; a mí me divirtió la manera en que presentan al personaje, con todavía unos segundos de confusión. Se había hecho de rogar... ¡y los guionistas sabían a quiénes barajaríamos! Fue un desenlace satisfactorio; aunque, como siempre, puede ser más sorprendente para unos que para otros. A mí me satisfizo completamente.

En conclusión, el desarrollo del capítulo me pareció fluido, rítmico y repleto de acción; con una notable importancia argumental que sabe llevar. Tal y como quedan las cosas, la segunda temporada apunta a que se nos mostrará cómo se irán formando las bases de un gran grupo de insurgentes preparándose para comenzar a actuar a gran escala... Personalmente, el origen que le están dando a la Alianza Rebelde me está gustando mucho; me parece muy verosímil y realmente interesante. Promete una segunda temporada con un cambio de aires, que le otorgará mayor relevancia a lo que ocurra. Además de esto, el vídeo de Rebels Recon también nos hace sospechar que veremos unos cuantos sables láser activados... ¡os advierto que está lleno de spoilers!
Quería mencionar también la gran labor que está haciendo Rebels para unificar la saga, situándonos en un punto temporal con regusto a Trilogía Original pero que no olvida su pasado, los sucesos que llevaron a la caída de la República. Esto es de agradecer.
Sí, tal y como queda la cosa, la segunda temporada parece ir a ponerse seria...

Star Wars Rebels ha presentado a un grupo de personajes que, pese aunque aún nos queda para profundizar en ellos y conocerlos mejor, se han ganado estar en el panteón de la saga, en mi opinión. Tengo que admitir que, en parte, El despertar de la Fuerza me daba un poco de miedo por la introducción de nuevas caras, aparte de las clásicas. Sin embargo, si cuidan el Episodio VII igual que a esta serie, no tengo nada que temer. Estos personajes también eran nuevos, ¡y me ha ido muy bien!

¡Que la Fuerza os acompañe!

viernes, 27 de febrero de 2015

Cibertormenta

  Título: Cibertormenta
Título original: Cyberstorm
Autor: Matthew Mather
Género: Ciencia ficción
Año de publicación original: 2013
 Fecha de esta edición: 2014
Editorial: Ediciones B
ISBN: 978-84-666-5503-3
414 páginas

Sinopsis de la contraportada
Mike Mitchell es un hombre corriente, con una vida corriente, que hace todo lo posible por mantener a su familia unida, cuando de pronto se encuentra luchando solo para mantenerla con vida cuando una extraña cadena de desastres empieza a destruir el mundo que los rodea. Internet se cae.
La comunicación se desmorona. Una epidemia comienza a atacar a la población de manera embravecida. Hay rumores que apuntan a que todo forma parte de un plan de ataque coordinado que llevará al mundo a una guerra tecnológica. Mike y su familia se afanan por sobrevivir en medio de una metrópoli en la que millones de personas ya están condenadas.
Una tormenta de nieve monstruosa sume Nueva York en una oscuridad absoluta y helada, convirtiéndola en una tumba invernal en la que nada es lo que parece y no hay nadie en quien se pueda confiar…
Una representación aterradoramente realista de lo que sucedería en el caso de un colapso digital global. Un libro a la altura de las tramas de Philip K. Dick y William Gibson. Una novela asombrosamente adictiva, que atrapa y con la que comprendemos de una vez por todas cómo será aquello que nos puede suceder mañana mismo…
"¿Crees que los abogados podrían detener esta tormenta de nieve? se mofó Chuck.
La tormenta de nieve no, pero la cibertormenta quizá sí."

 Tengo que admitir que, inicialmente, no esperaba escribir una reseña sobre este libro. Sin embargo, una vez empecé a leerlo me dio una agradable sorpresa, y decidí dedicarle unas palabras.

Cibertormenta nos sitúa en un Nueva York actual, a finales de año, bajo la mirada de Mike Mitchell, hombre casado y con un hijo pequeño, que no pasa por su mejor momento de su vida en pareja. Inicialmente, la novela nos muestra detalles de la vida cotidiana de Mike, presenta a sus amigos y sus temores. Conforme la historia va avanzando, empiezan a ocurrir cosas a las que, en su día a día, no les prestaría demasiada atención: en las noticias muestran un conflicto con un portaaviones chino, Internet empieza a ir un poco más lento... nada que le afecte directamente.
Al principio. Conforme pasan los días, algunos servidores de la red empiezan a fallar, al mismo tiempo que se aproxima una gran tormenta a la ciudad. Y la situación no parece que vaya a mejorar.

Esta novela está narrada en pasado y primera persona. Durante el comienzo de la historia vamos conociendo tanto al protagonista como aquellos que le rodean; no se hace aburrido en ningún momento y uno aprende lo suficiente de ellos como para que, cuando la situación cambia, nos concierna y suframos por lo que se ven obligados a afrontar.
El argumento, dividido en capítulos cortos, ofrece una lectura de ritmo ágil y amena que engancha al lector. A mi parecer, esto se debe a la estupenda ambientación: el autor, conocedor de asuntos de ciberseguridad, sabe ilustrar una gran ciudad y mostrar su decadencia cuando, poco a poco, las redes fallan, la tormenta arrecia y todo empieza a desmoronarse. La manera en que explica la caída de Internet y muestra la manera en que dependemos del cibermundo es digna de elogio, me pareció completamente verosímil el descenso de Nueva York al caos absoluto debido a lo automatizados que estamos.
Sin embargo, Mather no se limita a esto. Además, nos muestra de qué manera podría apañárselas para sobrevivir gente que podría vivir en la vivienda de al lado; los personajes que conducen la trama no me parecieron "forzados". No se alzan como héroes que con un chasquido de dedos resulven la situación, simplemente son personas que hacen trabajar su ingenio y, eso sí, saben cómo avituallarse, ya que existe el problema añadido de las temperaturas bajo cero.
Esta batalla por la supervivencia incrementa su tensión por momentos, y más cuando empiezan a surgir nuevos problemas al tiempo que disminuye el flujo de información. El lector no puede evitar involucrarse en la historia y, como los personajes, participar en la elaboración de teorías y preguntarse: ¿es un fallo del sistema? ¿Un accidente, o lo ha causado alguien? De ser así, ¿quién?

Además, Mather sabe retratar muy bien el comportamiento de la sociedad en una situación tan desesperada como esta, tanto la incertidumbre como la paranoia, de la que el lector se contagia inevitablemente al dar vueltas a unos cuantos temas... y lo que se produce cuando se corta la comunicación en la comunidad y las herramientas de control empiezan a fallar. Aunque, por suerte, siempre hay alguien que trata de mantener las cosas lo más estables posibles.
Los personajes me resultaron, en general, simpáticos. Algo arquetípicos, quizá, aunque creíbles y capaces de representar formas de enfrentarse a una situación desesperada como la que se relata. Mi única queja acerca de ellos es el escaso papel que se le da a las mujeres en esta aventura, ya que la mayoría del tiempo lo pasan cuidando de los niños o preparando cenas. Afortunadamente, esta pasividad se reduce de cara al final, aunque tampoco demasiado.

Disfruté mucho tanto la ambientación (que, repito, está muy bien conseguida: caos en la ciudad, sensación de aislamiento del resto de la civilización, desesperación de sus ciudadanos y siguientes actos) como las interesantes elucubraciones (como ya he dicho, el autor sabe del tema) sobre la libertad e intimidad en la red, y lo que el mundo físico depende en la actualidad de cibermundo. He pensado que, de aquí a diez años (posiblemente, menos), seguramente este libro pierda vigencia como, por ejemplo lo hizo El día de los trífidos, de John Wyndham. Tampoco voy a comparar a Mather con este autor y el impacto que causó, pero durante la lectura de las páginas de Cibertormenta pensé varias veces en la otra novela, ya que ambas idean un "fin del mundo" plausible, cada una en su época. Y con muy buenos resultados, como he podido comprobar; cada una fiel a su estilo, las dos resultaban reales.

En conclusión, Cibertormenta me ha parecido una lectura muy placentera, en la que se plantea un desastre que podría tener lugar. Mather dibuja un escenario creíble, con situaciones que podrían tener lugar en momentos de desesperación, sin tampoco recrearse. Uno no puede evitar reflexionar acerca de lo conectados que estamos, y los personajes actúan de manera verosímil, invitando al lector a preguntarse, junto a ellos, quién puede ser capaz de generar un cataclismo así.

¡Saludos!

viernes, 20 de febrero de 2015

Sillage 17. Grands froids

 Título: Sillage 17. Grands froids
Guión: Jean-David Morvan
Dibujo: Philippe Buchet
Color: Philippe Buchet
Género: Ciencia ficción
Año de publicación original: 2014
Editorial: Delcourt
ISBN: 978-2-7560-4126-1
Saga: Estela (Sillage)
48 páginas
Color

Sinopsis
Nävis vuelve a realizar una misión para la Constituyente: en esta ocasión, debe viajar a un planeta no afiliado a Estela en mitad de una revolución para conseguir su objetivo. Sin embargo, realizar esta tarea será lo de menos si se tiene en cuenta que consigue ponerse en el punto de mira de las poco amistosas autoridades de la zona... y que ya estuvo en ese mundo de grandes fríos. Y, por tanto, siempre existe la posibilidad de que su camino se cruce con el de un viejo conocido... su primer amor.
"Tu avais peur que je t'aie oubliée... mais c'est une chose qui n'arrivera jamais! J'ai toujours eu l'espoir de te revoir... de te retrouver!"

["Tenías miedo de que te hubiera olvidado... ¡pero eso es algo que nunca pasará! Siempre he tenido la esperanza de volver a verte... ¡de volver a encontrarte!"]

Durante más de un lustro mi familia me ha regalado puntualmente, por mi cumpleaños, la última aventura de Nävis, y el año pasado no fue una excepción.  Aunque he tardado bastante, de nuevo, en publicar mis impresiones, eso no quiere decir que tuviera menos ganas de hablar de Grands froids, ¡al contrario! Esta historia me ha gustado especialmente y he disfrutado mucho leyéndola. Y he querido aprovechar que hoy es un día especial, ya que el blog cumple 6 años, para publicar mis impresiones de un álbum entrañable, como esta fecha, que me ha dejado muy buen sabor de boca.

¡Es mío! ¡Míoooo! Un momento, me suena haber visto personajes con ese aspecto antes...

El panorama ha evolucionado bastante si lo comparamos con otras épocas de Estela, y no es de extrañar si tenemos en cuenta los sucesos acaecidos en el tomo anterior. Pero hay cosas que no cambian sino que se recuperan, como la estructura tipo flashback que caracterizó a muchos cómics clásicos de esta saga: el argumento se inicia con una emocionante escena de acción que acaba interrumpiéndose, nos muestra las circunstancias de Nävis antes de ese momento, y luego retoma el momento anterior a la ruptura temporal. En realidad no se había llegado a abandonar esta técnica, pero sí había notado que esta herramienta había visto muy limitados sus usos. Además, la manera en la que la utilizaron aquí para hilar el argumento me gustó mucho.
En Grands froids somos testigos de algo inusual: ver a personajes antiguos no es algo tan extraño en estos cómics; pero sí que lo es que envíen a Nävis de misión en un planeta que ya habíamos visitado. Como habréis sospechado, este cómic no puede evitar estar relacionado con Estela 3. Engranajes, una historia que tuvo grandes consecuencias en el desarrollo de esta serie...

Si lo valoramos el guion de Morvan como el de un cómic autoconclusivo, tengo que decir que tiene lo mejor de la época "clásica" (así considero los álbumes situados entre el primer tomo y el octavo, ambos inclusive) y la contemporánea: unas aventuras interesantes y entretenidas, sin sacar de manera extrema al lector de la situación a la que se ha acostumbrado (ya que Nävis había dado muchas vueltas últimamente) pero añadiendo mayor madurez a la protagonista y las nuevas caras que se han ido añadiendo a su historia. La trama avanza a muy buen ritmo, nos encontremos en el momento presente o en el flashback, tiene un buen argumento (con algún que otro misterio que nos acompaña durante toda la aventura) y cuenta con unos personajes muy sólidos, en mi opinión. Además, permite ver las consecuencias que puede tener una revolución (recordemos que el planeta, anteriormente, estaba regido por el Alto Par) en las situaciones personales de los autóctonos.

En esta ocasión, tiene lugar la misión que iba a tener Nävis al principio de Liés par le sang y que no pudo realizar por ciertos imprevistos. Quedó la duda sobre cuál era el objetivo de la tarea que le estaban encomendando, y aquí lo descubrimos por fin. Sin embargo, tendréis que leer Grands froids para saber de qué se trata, ya que no seré yo quien os lo diga.
Sí puedo contaros que esta historia empieza cuando las fuerzas de seguridad antirrevolucionarias de TRI-JJ 768 se despliegan veloces gracias a la ayuda de un agente de inteligencia y se disponen a asaltar la guarida en la que se esconde Nävis (un lugar que no nos resultará desconocido si echamos la vista atrás y pensamos en el tercer tomo de esta serie), quien se encuentra con un pequeño intruso especialmente espabilado. Debido a la situación a la que se ven obligados a enfrentarse, emprenden juntos la huida; mientras tanto, Bobo y Snivel se mantienen en la órbita del planeta... ¡hasta que un misterioso problema les deja a la deriva! ¿Casualidad... o sabotaje?

Bobo y Snivel no intervienen mucho en esta historia, pero siguen preocupándose por la joven y también confiando en las decisiones que toma, pese a los peligros que pueda ocasionar volver a TRI-JJ 768. No olvidemos que, además, este planeta está envuelto en una guerra civil.
Sin embargo, hay otros personajes en esta aventura que, pese a no haber aparecido hasta ahora, consiguen lucirse. Antes que nadie, debo destacar a Jules: pese a su juventud, tiene muchísimo talento, y su ayuda es indispensable para que Nävis consiga llevar a buen puerto su misión. La relación que mantienen la protagonista y este pequeño alienígena casi-humano durante todo Grands froids es muy entrañable, y el lector no puede evitar desear que lo veamos en futuras publicaciones. Este joven, que podríamos considerar coprotagonista del decimoséptimo tomo, es realmente espabilado y es inevitable sentir ternura ante la petición que le hace a Nävis...
No los enumeraré a todos, pero me hacía ilusión mencionar a gente como el agente Azur, un espía de época con el último grito en tecnología y sofisticación... para ese planeta. Existen otros personajes de apoyo que también destacan lo suyo, incluyendo un misterioso asesino... y viejos conocidos que tienen un papel remarcable aquí y lo cumplen a la perfección. De hecho, la intervención de uno de ellos en Engranajes hizo, hace ya muchos años, que se me quebrara un poco mi preadolescente corazón (¡aaaah, idolatrada Nävis, ¿por qué?!, me pregunté en su día), sin embargo, su papel aquí me encantó y me reconcilió con él, jejeje. Momentos dulces y emotivos sin resultar empalagosos. ¡Tal vez estuviera bien que pasara lo que pasó, al fin y al cabo!

Por último, debo hablar de la propia Nävis y Yannseï, con quien mantiene una difícil relación. El joven guerrero no está de acuerdo con los métodos de la protagonista, ni precisamente contento por la situación que les ha llevado a convivir. Habrá que ir viendo cómo evolucionan sus interacciones...
En esta ocasión, la protagonista nos muestra varias facetas suyas: decidida, aventurera... pero esta vez vemos lo que podrían ser sus momentos más románticos... y familiares, ya que, en este último caso, parece llegar a mostrar tal preocupación por Jules que cualquiera podría imaginar que es una especie de hermano pequeño. ¡En serio, me encanta el equipo que forman aquí!

En cuanto a las ilustraciones, Buchet mantiene el nivel al que nos tiene acostumbrados, o puede que lo mejore. Los trazos continúan siendo finos y firmes; tanto los escenarios como la vestimenta y el equipo de los personajes están dibujados con precisión y cuentan con detalles, así como las infraestructuras, aparatos tecnológicos... y fondos, aunque también, en más de una ocasión, se pueden corresponder al color de lo que hay al fondo de la viñeta.
Tengo que destacar la capacidad del dibujante por devolvernos al planeta de Engranajes, pues ha recuperado a la perfección su atmósfera y estilo, añadiendo nuevas zonas pero recreando también viejos lugares. Al ver los impresionantes escenarios y algunos vehículos que ya conocíamos (también hay otros nuevos, bastante curiosos), realmente da la sensación de volver allí.
Anteriormente he hablado del ritmo de este cómic, pero este es resultado de combinar el emocionante argumento y cambiar acertadamente de personaje en el que se centra la trama en el momento adecuado con animadas escenas como, por ejemplo, una estupenda persecución por un canal de la ciudad con el que Buchet hace un excelente trabajo.
En referencia a los mismísimos personajes, estos tienen rostros muy expresivos, y están retratados desde ángulos muy chulos, acordes con la situación que están viviendo. ¡Por cierto!, me gustaría señalar el cameo que hace el ilustrador en este cómic... ¡no tiene pérdida!

Tengo que señalar que el cómic se lee con facilidad y disfruté mucho de los buenos diálogos. Curiosamente, acabarme este tomo me llevó más tiempo del que había previsto, pese a que esto no supuso un esfuerzo adicional. No me malinterpretéis, esto es un elogio: me gusta que los cómics sean así de jugosos, y me alegro de que tuviera la oportunidad de aprovechar como lo hice la lectura de este.

En conclusión, Grands froids es, en mi opinión, un cómic con una aventura muy interesante, que avanza a buen ritmo, y tiene curiosos giros argumentales. Hay muy buenos personajes, incluso aunque alguno que otro simplemente sea de apoyo, y el dibujo es tan bueno como siempre. También se pueden encontrar escenas bastante tiernas, tanto en lo tocante a la vida más íntima de Nävis como en su entrañable relación con Jules, que me gustaron mucho (así como en lo tocante al desarrollo de todo este álbum). Sin embargo, pese a haberlo juzgado como autoconclusivo, el final hace pensar que las cosas no acaban aquí, y que algunos misterios todavía continuarán... ¡la espera se va a hacer larga!

¡Poukram!

martes, 17 de febrero de 2015

Star Wars Rebels: S1x12

  Star Wars Rebels
Temporada 1 - Episodio 12
Título: -----
Título original: Rebel Resolve
Capítulo anterior: Call to action
Fecha de emisión original: 16 de febrero de 2015 (WatchDisneyXD) 
Director: Justin Ridge
Guionistas: Charles Murray, Henry Gilroy

Tras un intenso y oscuro capítulo anterior, Star Wars Rebels continúa trazando una curva ascendente en cuanto a emoción se refiere. A solo un capítulo del final de temporada, Rebel Resolve no incluye grandes eventos galácticos, pero sí se disfruta mucho de él, pues combina de manera inteligente lo que realmente ofrece y lo que promete.


El capítulo se inicia con una batalla cargada de ritmo contra un AT-DP y unos cuantos soldados de asalto, acompañada de una estupenda melodía, entre divertida y fatalista. El objetivo es descubrir el paradero de Kanan, pero esto no es suficiente. De nuevo, la música de intro galáctica está ausente.

Una escaramuza con mucho ritmo
La situación no parece ir a mejorar: el espectador puede percibir la dura lucha interior de Hera; pese a lo que le duele, no puede permitir que el grupo parta en la búsqueda de su compañero por su seguridad.
Uno también se puede dar cuenta de la relevancia del personaje, no solo por las razones que ya conocíamos, sino porque además es el contacto con Fulcrum, cuya identidad es una de las grandes incógnitas de Star Wars pese a lo que podamos elucubrar (yo ya tengo mi opinión al respecto, jeje). En la conversación que mantienen se desprende que forman parte de un grupo de células disidentes del Imperio, un embrión de lo que podemos prever que se convertirá en la Alianza Rebelde. Y eso me suena muy bien. Además, se observa que no es este grupo de jovencitos el creador del movimiento, sino una agrupación dentro de un colectivo mayor, aunque esta historia se centre en ellos. Creo que es una perspectiva interesante para los que no les convencía que aquí se narrara el surgimiento de lo que traería de cabeza a Darth Vader y compañía.

Darth Sidious no es el único encapuchado que ha movido los hilos de la galaxia en la sombra. Y, como su identidad, también podemos sospechar sobre la de Fulcrum...
Me gustó mucho la manera en la que Ezra toma las decisiones en este capítulo, y las promesas que se hacen: creo que esto dará de sí en un futuro. Además, esto viene incluido con unos cuantos momentos solemnes.
El joven personaje ha madurado, aunque no sé hacia dónde tenderá; eso ya lo descubriremos en función de cómo concluya esta historia. 

Esta vez, Kanan no lo tiene fácil
 En esta ocasión, el bando imperial no tiene la misma visibilidad que tuvo en el capítulo anterior. Sin embargo, sí que interviene en cortas escenas para mostrar el interrogatorio de Kanan, utilizando un droide torturador de un diseño similar al que se ocupa de Leia en el Episodio IV. Tanto Kallus como el Inquisidor tienen sus métodos, aunque puedan disentir del que utiliza el otro. Es interesante ver el uso de la Fuerza que hace el cazador de Jedi...

Aunque el argumento sea más ligero que el del capítulo anterior, esta historia avanza de manera muy fluida, el acompañamiento musical le sienta como anillo al dedo, Hera y Ezra tienen intervenciones muy buenas, los protagonistas de la serie demuestran ser personajes que funcionan bien aun con la ausencia de Kanan, y todavía tiene lugar una divertida infiltración en la que la tripulación testifica de nuevo el variable humor de Chopper. El droide hace gala de lealtad, pero también de mala uva, jejeje...


Este capítulo también finaliza con una atmósfera deprimente, como las notas que le acompañan, ya que los rebeldes de Lothal obtienen una información que no es para tirar cohetes, precisamente. Así, los espectadores conocemos dónde tendrá lugar el siguiente episodio, con el que acabará la temporada. Pese a que el argumento de Rebel Resolve no es tan intenso como el de Call to Action, las cosas no podrían haber quedado mejor. Fire Across the Galaxy será la season finale de esta primera temporada, y va a ser duro esperar hasta su estreno el 2 de marzo, pues aparecerá antes en TV que plataformas digitales. No solo tiene un buen nombre, sino que además se puede intuir que nos esperan sorpresas: al menos, tienen espacio para revelar algún secreto y dejar entrever otro (¿qué fue de los padres de Ezra? ¿Se decidirá Fulcrum a dar la cara?). Y, ¿veremos a algún peso pesado más del Imperio? ¿Instalaciones extrañas con algún tipo especial de tropas, otros inquisidores?

¡Que la Fuerza os acompañe! :D

viernes, 13 de febrero de 2015

Monster - Volumen 3

Título: Monster - Volumen 3
Guión y dibujo: Naoki Urasawa
Género: Policíaco, terror, suspense, drama, acción
Año de publicación original: 1994-2002
Fecha de esta edición: 2009
Editorial: Planeta deAgostini
ISBN: 978-84-674-7663-7
Precedido por: Monster - Volumen 2
Sucedido por: Monster - Volumen 4
Saga: Monster
434 páginas
Blanco y negro, pequeño fragmento a color

Sinopsis de la contraportada
¿Johan tiene doble personalidad? ¿Es una especie de Jekyll y Hyde?
Tenma recurre al Dr. Gillen, toda una autoridad en psicología criminal, para que psicoanalice a Johan. Sin embargo, el Dr. Gillen concluye en secreto que es Tenma y no Johan quien ha cometido los crímenes, e intenta tenderle una trampa para realizar unos experimentos con él.
 "Y en todas ellas, la cara del niño estaba recortada"

Últimamente no he leído mucho manga y, si habéis echado un vistazo mi última opinión sobre esta colección, habréis comprobado que tenía aparcada la lectura de Monster desde hace 3 años. Es extraño, ya que estaba disfrutando mucho con esta historia, pero no he podido abastecerme en este tiempo de todo el material que quisiera. Sin embargo, tras haber pasado este tercer volumen por mis manos, voy a tener que modificar mi lista de prioridades...
Los tomos anteriores me han gustado, pero con este he disfrutado especialmente. A continuación os explicaré por qué.

En esta ocasión, la historia se inicia con la inclusión de un nuevo personaje, el doctor Gillen, un antiguo conocido de Tenma que se dedica a psicoanalizar criminales. El cirujano a la fuga entra en contacto con él para que le ayude a conocer mejor contra quién se enfrenta (Johan, a quien el japonés salvó la vida años atrás), pero este avisa a la policía para colaborar en la captura del prófugo protagonista. Durante una investigación un tanto personal, sin embargo, encuentra ciertas similitudes con lo que le ha descrito Tenma que le hacen pensar que tal vez no sea todo tan simple como tenía entendido...
A partir de ahí, se desarrollan una serie de historias que afectan a diversos personajes, todos relacionados entre sí a través de las acciones que inició Johan...

La calidad del dibujo no ha cambiado: el diseño de los personajes mantiene el nivel, ofreciendo unos rasgos expresivos, trazos limpios y rostros caucásicos, en el caso de los alemanes, o con semblante asiático, en el caso del doctor Tenma, médico japonés. Además, pese a que este manga está en blanco y negro (o la combinación de ambos que se busque) en su mayor parte, presenta alguna escena a color. A través de sus viñetas, Urasawa transmite fácilmente fragilidad, ternura, tristeza, alegría, furia o lo que toque de manera creíble. Los fondos no son tan completos en muchas ocasiones, aunque con eso quiero decir que estén más descuidados. Simplemente, no buscan dejar tanta huella como aquellos que aparecen... a no ser que sea necesario; en ese caso, los escenarios combinan a la perfección. Cabe destacar los ángulos desde los cuales retrata el autor los escenarios, pues añaden dramatismo a la trama.

No voy a describir aquí todos los personajes que aparecen, pero tengo que destacar que son la razón principal por la que este tomo me ha gustado mucho. Ya he comentado un par de párrafos atrás que se desarrollan una serie de historias; sin embargo, Tenma solo protagoniza unas pocas: el peso lo llevan los secundarios. Algunos personajes ya los conocíamos, otros son completamente nuevos; no acaparan el protagonismo durante demasiado tiempo pero eso no impide que sean complejos y vayan adquiriendo mayor profundidad conforme se les conoce a ellos y su pasado. Me han gustado mucho, la verdad.

La atmósfera de misterio (e investigación) aderezada de momentos de acción que suceden de vez en cuando está muy bien conseguida, a mi parecer. Consigue que cueste abandonar la lectura hasta acabar el volumen y, cuando la trama se enfoca en un nuevo personaje que parece acaparar más páginas que los otros, en una historia aparentemente secundaria... ¡se acaba! La única pega que podría encontrar en este tercer volumen es que, pese a que Tenma es el nexo común del argumento, podemos comprobar que los personajes secundarios son lo suficientemente sólidos como para llevar ellos el peso de parte de la historia. Esto en sí no es malo, pero... ¡espero que Tenma no se crea ahora que es prescindible! ¡Espero verle activo en el cuarto tomo!

En conclusión, este tercer volumen mejora lo que ya habíamos visto; una serie de tramas cargadas de misterio y tensión, personajes perfectamente dibujados (tanto en personalidad como en físico) y una grata sensación al acabarlo que deja al lector deseando conocer qué ocurre a continuación. Al menos, así estoy yo.

¿¡Cómo seguirá esto!? ¡Saludos! :D

lunes, 9 de febrero de 2015

Star Wars Rebels: S1x11

Star Wars Rebels
Temporada 1 - Episodio 11 
Título: -----------------
Título original: Call to action
Fecha de emisión original: 7 de febrero de 2015 (WatchDisneyXD) 
Director: Steward Lee
Guionistas: Greg Weisman, Simon Kinberg

 Introducidos en esta nueva época de Star Wars, y debido a lo aficionado que soy a esta saga, llevaba un tiempo pensando en dedicarle contenidos a La Hora Falsa (ya lo hice en este proyecto hace un tiempo) sobre el tema. Sin embargo, no me decidí a hacerlo hasta que tuve ocasión de ver el undécimo episodio de Star Wars Rebels, un capítulo que me gustó especialmente al que querría dedicarle una entrada.
Con el tiempo iré colgando mis impresiones sobre las películas de la saga, The Clone Wars, el material canónico que vaya saliendo (como novelas, el cómic Darth Maul: Hijo de Dathomir o las próximas novelas gráficas de Marvel) y los mismísimos capítulos anteriores a este.
Para poneros en contexto, Star Wars Rebels se sitúa entre el Episodio III y IV (o entre la novela A New Dawn, todavía inédita en España) y la película original, entre 4 y 5 años antes que esta. La primera serie de Disney sobre la saga se centra en un grupo de rebeldes del planeta Lothal que se dedican a incordiar a los imperiales del sector, hasta que el Agente Kallus es asignado para detener sus actividades... y llaman la atención de un Inquisidor del Imperio, dedicado a cazar Jedis supervivientes a la Orden 66. A partir de ahí, se irán mostrando los movimientos de una resistencia rebelde que acabará culminando en la fundación de la Alianza Rebelde que todos conocemos.
La serie, pese a estar dedicada a un público (bastante) joven, creo que está teniendo una primera temporada mucho mejor que el inicio de The Clone Wars. Y, si esa serie acabó teniendo tal calidad y madurez (en algunos momentos más que otros), imaginad cómo puede finalizar esta (ya que fue concebida con un planteamiento, nudo y desenlace; tienen intención de que esto acabe). De hecho, en este capítulo se puede observar el potencial que puede tener este show televisivo, como poco.


 La razón por la que me ponga a hablar justo ahora de esta serie no es que el Gran Moff Tarkin haga su aparición, aunque sin duda su intervención tiene que ver. Hasta ahora, nos habían mostrado algunos cameos, pequeñas profundizaciones en los protagonistas, unos pocos capítulos de mayor o menor relleno y ciertas escenas bastante chulas. Sin embargo, pese a las dosis de violencia que a veces tenían su cuota de pantalla, podía quedar el regusto de que los héroes de esta historia lo tenían en unas cuantas (notables) ocasiones demasiado fácil para lo inmenso y terrorífico que es el Imperio, por mucho que disfrutara la serie.

A veces tienen tanta suerte que dejan al Imperio como unos incompetentes
Con esta idea en la cabeza empecé a ver este capítulo, por lo que mi sorpresa fue mayor. La llegada de Tarkin a Lothal, el planeta en el que se han desarrollado casi todas las aventuras de Rebels hasta el momento, está llena de majestuosidad (no en vano es una referencia a El retorno del Jedi), y el Gran Moff es un personaje con mucha presencia. Además, uno de los indicios que señalan que este no es un capítulo como los otros es su intro musical, que continúa con la melodía que ha estado usando el alto mando imperial, que el telespectador no puede evitar relacionar con la que han usado Vader o el mismísimo Emperador en las películas.
En pocos minutos consigue convertirse en un genial antagonista gracias a sus duras actuaciones y estupendos diálogos, entre los que se encuentran los referidos al destino de los Jedi y las críticas que le hace al mismísimo Inquisidor. Porque él también considera que el asunto de los rebeldes del planeta no se ha llevado de la mejor manera posible, así que es necesario tomar el control de la situación personalmente.

Mientras tanto, el Imperio hace una campaña de difamación contra nuestros insurgentes protagonistas, por lo que ellos deciden llevar a cabo un plan para hacer conocer a los ciudadanos del planeta sus intenciones.
Resulta interesante conocer que ellos no son la única célula rebelde de la galaxia que ha estado molestando al Imperio, sino que también hay otras.
Durante el capítulo, también tenemos ocasión de ver probots (un modelo parecido al que Han Solo se enfrente durante El Imperio contraataca), así como un duelo de sables láser especialmente emocionante.

Los soldados imperiales siguen sin ser demasiado espabilados, pero dan más caña. El Gran Moff se acompaña de un par con hombreras negras, ¡así que deben de ser realmente profesionales!

Me gustaría destacar el uso de una nave que ya vimos en la época republicana durante The Clone Wars: el vehículo policial con el que van a la captura de los rebeldes. Es acertado mostrar qué transporte de asalto usaban los imperiales para estas reyertas, en lugar de los LAAT de los clones.
La nave policial republicana que vimos en The Clone Wars reaparece en este capítulo
Los últimos minutos del capítulo transcurren a un ritmo frenético, y tenemos ocasión de observar a Tarkin con vestimenta militar de primera línea, demostrando que no solo se dedica a dar órdenes tras un escritorio. Su indumentaria remite tanto a los conductores de AT-DP que vimos por primera vez en esta serie como al traje que llevó el General Veers durante la Batalla de Hoth en el Episodio V.

Tarkin sabe hacerse acompañar... y obedecer
El capítulo acaba como empezó, con una melodía que hace que el Imperio Galáctico haya ganado puntos y la impresión de que las aventuras en Lothal se están agotando, a mi parecer. Esto último era algo de lo que la gente se estaba quejando las últimas semanas, y creo que verán sus deseos cumplidos; la situación ha cambiado lo suficiente como para que los rebeldes de El Espíritu jueguen a otro nivel. ¡Y estoy deseando verlo!

En conclusión, este episodio deja una sensación de cierre próximo de ciclo. Con una cuidada puesta en escena, Tarkin, personaje nuevo para toda una generación, parece que siempre haya estado ahí (en realidad, lo estuvo, pero es destacable el buen uso que hacen de él). Su aparición arrasa con todo lo que habíamos conocido hasta entonces (o, al menos, una parte destacable), y nos hace preguntarnos qué vendrá a continuación, cómo recolocará las piezas del puzzle que ha desmontado. La trama de Call to action es interesante, avanza a buen ritmo, da algunas pistas sobre el control que tiene el Imperio de otros planetas y tanto protagonistas como antagonistas tienen un buen papel... aunque el de los segundos me parece más solido que el de los primeros. Espero que la tripulación de El Espíritu sepa arreglárselas, pero de una manera que no parezca traída por los pelos.

 

 Como curiosidad, Greg Weisman, guionista del capítulo, elaborará la trama de los cinco primeros cómics de Star Wars: Kanan, que, en parte, nos mostrarán cómo sufrió el protagonista de Rebels la Orden 66. Esta es la razón por la que han confirmado que no participará en la segunda temporada-
Espero que el Agente Kallus y Maketh Tua (un personaje que me gusta mucho y que puede dar mucho de sí, personalmente), tengan su momento en el capítulo siguiente.

¡Saludos!

viernes, 6 de febrero de 2015

La música del silencio

Título: La música del silencio
Título original: The Slow Regard of Silent Things
Autor: Patrick Rothfuss
Género: Fantasía
Año de publicación original: 2014
Editorial: Plaza&Janés
ISBN: 978-84-01-34357-5
Saga: Crónica del Asesino de Reyes
147 páginas

Sinopsis de la solapa

La Universidad, el bastión del conocimiento, atrae a las mentes más brillantes, que acuden para aprender los misterios de ciencias como la artificería y la alquimia. Sin embargo, bajo esos edificios y sus concurridas aulas existe un mundo en penumbra, cuya existencia sólo unos pocos conocen. 
En ese laberinto de túneles antiguos, de salas y habitaciones abandonadas, de escaleras serpenteantes y pasillos semiderruidos vive Auri. Tiempo atrás fue alumna de la Universidad. Ahora cuida de la Subrealidad, para ella un lugar acogedor, maravilloso, en el que podría pasarse la eternidad mirando. Ha aprendido que hay otros misterios que no conviene remover; es mejor dejarlos en paz y a salvo. Ya no se deja engañar por la lógica en la que tanto confían en lo alto: ella sabe reconocer los sutiles peligros y los nombres olvidados que se ocultan bajo la superficie de las cosas.

"Al despertar, Auri supo que faltaban siete días"

Cuando se anunció que Rothfuss publicaría una novela situada en el mundo de la Crónica del Asesino de Reyes, creo que ninguno de sus lectores pudo evitar emocionarse. Además, no todos los días tenemos en España la oportunidad de que publiquen simultáneamente un libro lanzado en EEUU; con lo que, en mi caso, lo esperé con más interés al saber que podría salvarme de la época de spoilers que vendría a continuación.
Debo advertiros que esto no es otro El temor de un hombre sabio. De hecho, el libro se inicia con un prólogo en el que el propio autor nos hace considerar que "quizá no queramos comprar este libro". Dejando a un lado si esta afirmación es en sí misma una estrategia de marketing o no, es cierto que podría darse esta posibilidad. Este no es un libro como los otros...

La música del silencio, situado en un momento de la Crónica del Asesino de Reyes que será más divertido si lo deducís por vuestra cuenta, está protagonizado por Auri, un extraño y querido personaje secundario que ya ha intervenido varias veces en la narración de Kvothe. Esta misteriosa joven con quien traba amistad el protagonista de los otros relatos habita sola en una zona bajo la Universidad (importante ubicación del otro par de libros) a la que ha denominado Subrealidad, y cada diálogo con ella se convierte en algo peculiar y hasta surrealista.
Un par de páginas con ella se pueden leer con gusto y hacer preguntarse al lector a qué se refiere con lo que dice o buscar el por qué de sus acciones. Pero, ahora, imaginad 140 páginas con ella...

No se puede negar que Rothfuss escribe muy bien, como ya había demostrado en sus otras dos novelas (¡e incluso en el cuento que he tenido ocasión de leer), y aquí sigue haciendo gala de su lenguaje poético; pero mi problema no ha sido la forma... sino el contenido.
Escrito en tercera persona, esta novela breve nos muestra un corto período de tiempo de la vida de Auri, acompañándose de ilustraciones de Marc Simonetti (en la edición inglesa, es Natt Taylor quien se encarga del dibujo) en una edición en tapa dura muy cuidada.
Siendo honestos, La música del silencio no ofrece información especialmente reveladora. Son menos de 200 páginas con Auri yendo de aquí para allá, siendo los lectores testigos de su día a día y su comportamiento. Esto permite conocerla mejor, pero no ofrece facetas especialmente nuevas y, en mi caso, acabó resultando un tanto... no digo que lo que aquí ocurre sea irrelevante, pero no sé si tiene tanto peso como para escribir cientos de páginas sobre ello. No hay una aventura propiamente dicha (no encontraréis la estructura típica de los relatos aquí) ni tampoco muchas interacciones entre personajes, que digamos. Tengo que destacar que los espacios que se recorren en la novela y los objetos que se cruzan en el camino de Auri cuentan con cierta, eh, personalidad, y su protagonista tiene una notable capacidad para que el lector llegue a empatizar un tanto con ellos.
Lo que sí queda claro es que el comportamiento de esta misteriosa chica no es normal, cosa que ya sabíamos, aunque aquí lo constatamos. Resulta más duro observar la situación que vive desde su punto de vista, ya que es consciente de lo peculiar que es su fijación por que todo esté como tiene que estar, en el lugar adecuado, y antepone esto a su bienestar, para desolación de quien va leyendo la historia.

Es verdad que el relato arroja algunas pocas ideas de lo que podría estar por venir debido a algún que otro detalle, pero Patrick Rothfuss tampoco ha sido especialmente generoso con los datos que ofrece. Si es vuestra primera visita a este mundo ficticio, no os recomendaría esta novela. Antes os animaría a leer los libros publicados de la saga principal y, cuando quedéis enganchados, tendréis que haceros con este relato. Porque, recibamos las opiniones que recibamos, una vez quedamos prendados de la narrativa de Rothfuss no podemos evitar dejar de seguirle...
Sin embargo, si lo leéis, también puede ser que forméis parte de la facción a la que La música del silencio le ha encantado. ¡Me encantaría comprobar vuestras opiniones en los comentarios!

¡Saludos!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...